Las seis horas de Sevilla

Las seis horas de Sevilla

El Zurich Maratón de Sevilla es tremendamente rápido, pero rápido para todo el mundo (cada uno a su nivel), por eso tiene uno de los mayores márgenes de tiempo entre el pistoletazo de salida y la llegada a meta del último corredor.

Los que nos movemos entre las bambalinas del evento damos mucho la matraca. Demasiado. Que si el mejor sitio para triturar tu marca personal, que si el recorrido más plano de Europa, que si los ganadores hicieron tal o cual registro… Y claro, podemos llevar a confusión a más de un perfil de pariente lejano de Fílipides. Perdón si es el caso.

Parece que el Zurich Maratón de Sevilla esté concebido para ir a toda mecha. Y sí. Y no. Primero, porque hay tantas personal best como hijos de vecino. Segundo, porque si Albert Einstein hubiese sido corredor, ya habría anticipado la teoría de la relatividad maratoniana; lo que para ti es despacio para mí es deprisa. Y tercero, porque, independientemente de tus capacidades atléticas, puedes decidir correr 42 kilómetros al ritmo que te dé la real gana. Sucede a menudo; estoy como un toro pero los del gimnasio van a ir juntos, en comandita, y paso de perderme la experiencia por un quítame allá unos minutos.

Es un maratón veloz, por supuesto, pero de una velocidad democrática. A menudo tendemos a demostrarlo hablando de los primeros en tomarse la cervecita de después. Y no sacamos -o no sacamos el suficiente- pecho por nuestra mano izquierda, por nuestra manga ancha, por nuestro: “Tú, que tardas más del doble que el ganador, nos importas lo mismo”. Porque el corte en Sevilla es una maravilla: ¡6 horas! Por si no puedes correr más rápido. Por si no quieres correr más rápido. Con que vengas lo suficientemente entrenado como para no arriesgar un pelo tu salud, nos basta. Te vamos a esperar. 6 horas, deja la calculadora que las cuentas ya están hechas: una media de ocho minutos y treinta y dos segundos el kilómetro. Está bien, permite incluso intercalar algún tramo de caminata entre el trote sostenido.

La última vez que tomaron las animadas calles de Híspalis con zapatillas y a lo loco, completaron el desafío 10 292 fondistas vocacionales. De ellos, un 5% (502) lo hizo en el tramo comprendido entre las cinco y las seis horas. Con su avituallamiento colocadito, con sus puntos de animación dale que te pego, con el speaker (Juan Garrido Acevedo, no te mueras nunca) coreando sus nombres, con la misma emoción que antes había encharcado el corazón de los que batieron récords, lograron mínimas olímpicas, ganaron pasta… qué sé yo.

Así que cerremos estas líneas con la síntesis de su intención: Sevilla tiene un circuito sencillo, amable, liviano, que trata de simplificar el complicado esfuerzo de ingerir un maratón. Lo que no quiere decir que sea una prueba para corredores rápidos. Ni mucho menos: es una carrera para todo aquel que desee correrla. Nosotros abrimos el garito a las 8:30 y hasta las 14:30 cada uno puede tomarse lo que le apetezca.

Y al salir, no está mal visto ni vomitar.

Title sponsor

Zurich

Gold Sponsor

TotalEnergies

Patrocina

ABC Sevilla
Powerade
Carrefour

Unterstützt

Sport Life
Corredor
Abbott World Marathon Majors
City Shigsteeing
Physiorelax
Frutique

Entidades colaboradoras

RFEA
Puerto de Sevilla
Fibes
Podólogos de Andalucía
AIMS
World Athletics Elite Label
Universidad de Sevilla
Fundación Migranodearena